La fecundación in vitro es uno de los procedimientos utilizados en el ámbito del tratamiento de la reproducción humana.
Se trata de reproducir parcialmente a nivel de laboratorio lo que acontece de forma natural en el aparato reproductor de la mujer
Se procede inicialmente a la administración de medicaciones complementarias para realizar una estimulación ovárica y poder alcanzar un mayor número de ovocitos.
Tras unos 10 días de tratamiento médico y bajo control ecográfico de seguimiento, se procede bajo sedación anestésica a la realización de una aspiración trasvaginal de la totalidad de los folículos producidos por la paciente.
Los óvulos restantes de este proceso pasan al laboratorio para poder ser inseminados con el semen correspondiente.
Se pueden aplicar técnicas convencionales donde un único óvulo es rodeado de unos 250.000 espermatozoides para alcanzar el proceso de fecundación natural o el óvulo puede ser microinyectado con un único espermatozoide. (microinyección espermática). Tras la incubación de 2-6dias a nivel de laboratorio, se selecciona el mejor o los mejores embriones para la inmediata transferencia de los mismos al interior de la cavidad uterina.
Los embriones sobrantes de este procedimiento pueden pasar a un proceso de congelación para una posterior utilización.