En Fiv Center el programa “ovodon” cuenta con un largo recorrido. Desde hace más de 15 años muchas mujeres se han beneficiado de este programa que contempla altas tasas de éxito reproductivo.
¿Qué es?
La donación de óvulos se refiere al proceso por el cual una mujer (donante) (previamente seleccionada) dona sus óvulos con el propósito de posibilitar un embarazo a otra mujer (receptora). Esta selección se realiza en nuestro centro cumpliendo todos los requisitos tanto técnicos como legales.
¿Para quién?
Existen varias indicaciones en la mujer receptora para empezar esta línea de tratamiento:
– Fallo ovárico prematuro: El útero es funcional pero no los ovarios como consecuencia de anormalidades cromosómicas, químicas o destrucción por radiología u operaciones. El cuadro clínico consiste en ausencia de periodo menstrual con altos niveles de FSH en sangre y bajo nivel de estradiol en mujeres menores de 40 años.
– Inaccesibilidad a los ovarios.
– Indicación genética: Mujeres con alto riesgo de dar a luz un bebé con una enfermedad autosómica dominante, ligada al sexo o desorden genético importante para el que no hay diagnóstico preimplantación relevante.
– * Existen algunas indicaciones a considerar como pueden ser:
• Mala calidad ovocitaria
• Reserva ovárica disminuida
Procedimiento
La donante debe ser una mujer joven (18-35 años) en perfecto estado de salud.
Previo al tratamiento se realizará una prueba ecográfica para comprobar la accesibilidad de sus ovarios y posteriormente será estimulada con gonadotropinas acorde con un protocolo estándar usado por la clínica con el fin de incrementar el desarrollo de más de un óvulos. Una vez obtenidos los óvulos en la punción folicular se procesaran en el laboratorio hasta su posterior transferencia.
A su vez, la receptora recibirá un tratamiento a base de estrógenos en un protocolo sustitutivo donde la progesterona se añadirá a continuación de la punción ovárica. En caso de que la receptora mantenga su ciclo menstrual, un agonista de la GnRH o un antagonista será añadido para prevenir una elevación de la LH, posterior ovulación y producción de progesterona endógena.
Se hace un seguimiento del grosor endometrial receptor con el fin de asegurar una mayor funcionalidad del tejido que albergará al embrión.
Es muy importante coordinar los ciclos menstruales de donante y receptora uno con el otro para asegurar que el desarrollo del endometrio de la receptora es funcional para la implantación del embrión. 

Esta técnica proporciona altas tasas de éxito reproductivo en las pacientes que se benefician de ella.