Se trata de un proceso de doble donación de gametos, tanto masculino como femenino.
Tras la extracción de óvulos en una mujer donante, se procede a la fecundación de los mismo con semen de donante, dando lugar a un grupo de embriones procedentes doble donación.
Estos embriones son utilizados para aquellos grupos de pacientes que lo requieran.
Tras una preparación uterina con medicaciones complementarias de estrógenos y progestágenos, se procede a la transferencia de uno o máximo dos embriones en procedimiento estándar.
Dado que estos embriones proceden de donantes jóvenes, generalmente no requieren ningún tipo de estudios genéticos complementarios.
Sus tasas de implantación son de 25% – 30% por embrión.